El tramo ferroviario Madrid-Lyon, clave para consolidar el corredor de henares como plataforma logística internacional

El proyecto CLYMA, presentado ayer en Madrid, insta a invertir 150 MEUR en actuaciones “de alto impacto” para impulsar la conexión Madrid-Lyon

El proyecto CLYMA (Conexión Lyon-Madrid del Corredor Mediterráneo) celebró ayer la jornada “El corredor Mediterráneo al servicio del corredor de Henares”, que tuvo lugar en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. El acto puso de manifiesto la necesidad de desarrollar el tramo Madrid-Zaragoza-Tarragona-Barcelona-Frontera francesa del Corredor Mediterráneo para consolidar el corredor de Henares como una plataforma logística internacional, conectada con Europa.

En el marco global del Corredor Mediterráneo, la acción CLYMA se centra precisamente en el análisis del transporte ferroviario de mercancías de dicho tramo, entre Madrid y Lyon, para facilitar el desarrollo de forma coordinada de la Red Básica (Core Network) de transportes europea. El proyecto, tal como expuso su responsable, Carles Rúa, concluye que con una inversión de 150 millones de euros “se pueden relanzar los tráficos ferroviarios del eje Madrid-Barcelona-Lyon”.

“Las grandes infraestructuras que requiere este tramo del corredor suponen una inversión global de 28.000 euros (un tercio en el sector español y dos tercios en el sector francés). Sin embargo, hay una serie de aspectos de bajo coste (relacionados con la gestión, el servicio, la operativa, etc.) que pueden tener un alto impacto en el desarrollo del corredor y en la generación de tráfico”, defendió Rúa. Así, con una inversión del 0,5% del total estimado (150 millones de euros) se podrían acometer acciones que permitirían impulsar el tráfico de mercancías en este tramo del corredor.

El acto contó con la participación del presidente de Puertos del Estado, José Llorca; el presidente de la Asociación Europea de Puertos (ESPO) y la Asociación Internacional de Puertos (IAPH), Santiago Garcia-Milà; la directora comercial de Puerto Seco de Azuqueca, María Pereira; y el director general de Carreteras y Transporte de la Consejería de Fomento, David Merino. Además, la jornada ha incluido una mesa redonda sobre la visión de los clientes, con directivos de compañías como Alfil Logistics, Transfesa Rail, Syrtrans, Hutchison Logistics Spain, MSC y BASF.

Superar los cuellos de botella

“El corredor de Henares cuenta con las características geo-estratégicas, comerciales y logísticas idóneas para convertirse en una plataforma logística internacional. Sin embargo, hoy en día su capacidad para alcanzar los mercados europeos e internacionales se encuentra limitada por la deficiente conexión terrestre –especialmente ferroviaria- con Europa”, afirmó el director general de Carreteras y Transporte, David Merino.

Por su parte, el presidente de Puertos del Estado, José Llorca, se refirió a la necesidad de superar los cuellos de botella físicos del corredor, “pero también aquellos aspectos organizativos y regulatorios que suponen asimismo un cuello de botella”. Por esta razón, celebró el trabajo desarrollado por CLYMA para detectar los problemas y necesidades de este tramo del Corredor Mediterráneo que, tal como expuso Rúa, se caracteriza por una gran discontinuidad entre Madrid y Lyon, ya que cuenta con 2 anchos de vía diferentes, 3 tensiones, 3 sistemas de seguridad y tres administradores de la infraestructura.

Un tramo prioritario para la UE

Santiago Garcia-Milà destacó la importancia que en las dos últimas décadas ha adquirido el Mediterráneo en el comercio internacional, ya que ocupa una posición central en uno de los principales flujos del transporte marítimo de contenedores, el que conecta Asia y Europa. Mientras que la emergencia económica de Asia ha provocado que en las dos últimas décadas los puertos de dicho continente dominen el ranking mundial de enclaves, Garcia-Milà advirtió que Europa todavía no se ha adaptado a esta nueva realidad e instó a tomar medidas. “Visto desde Europa, el tramo Madrid-Lyon es prioritario. Si no somos capaces de impulsarlo, no creceremos”, sentenció.

El máximo responsable de las dos organizaciones internacionales de puertos también se refirió a la propuesta de reglamento del Parlamento Europeo en materia portuaria, que defiende que los enclaves de la Unión Europea tengan las mismas herramientas de gestión para enfrentarse a los desafíos a largo plazo del sector: “Los puertos han de crear valor añadido a la economía europea y juegan un papel clave en su competitividad. La igualdad de condiciones entre los enclaves europeos es necesaria para garantizar que todos ellos disponen de los mismos instrumentos de gestión para afrontar los retos de futuro”, recordó.

Durante la mesa redonda dedicada a la visión de los clientes, se puso de manifiesto la necesidad de redimensionar y planificar las terminales intermodales del centro de la península Ibérica, algunas de las cuales están cerca del máximo de su capacidad. Los operadores pidieron flexibilidad y agilidad al transporte ferroviario, además de medidas concretas, como la construcción de apartaderos de 750 metros que permitan operar trenes de manera eficiente.

Puerto Seco Azuqueca, en expansión

Por su parte, la directora comercial de Puerto Seco Azuqueca, María Pereira, presentó el importante crecimiento que este año ha experimentado la instalación, con un incremento previsto para el cierre de 2015 del 155% en el número de contenedores manipulados, que superará los 50.000 TEU (un TEU equivale a un contenedor de 20 pies). Para dar respuesta al tráfico creciente de Puerto Seco Azuqueca, el Port de Barcelona y sus socios impulsarán en 2016 el proyecto Terminal Intermodal Centro (TIC), ampliando sus instalaciones en unos terrenos adquiridos en el término municipal de Yunquera de Henares. La ampliación supondrá una inversión de 40 millones de euros.

 

El proyecto CLYMA, cofinanciado por INEA, comenzó en octubre de 2013 y finalizará en diciembre de 2015. Esta jornada ha servido para dar a todas las partes implicadas un conocimiento general de los resultados del proyecto y presentar las recomendaciones para las otras partes del Corredor, que podrían también ser aplicadas en toda la Red Transeuropea de Transportes.

Los socios del proyecto CLYMA son: ALIA, Terminal Marítima de Zaragoza – TMZ, Universitat Politècnica de Cataluña (UPC), Port de Barcelona, Port de Tarragona, Portic Barcelona S.A, Syndicat Mixte Plate-forme  Multimodal Pyrénées-Mediterranée, y VIIA.